¡El porno casero invierte en bolsa argentina o casi!

porno casero bolsa

El porno casero es un género, o más bien un tipo de cine erótico, que en los últimos años se ha puesto muy de moda. Y por varios motivos: por una parte, la crisis económica ha hecho que muchas parejas se lanzaran a grabar sus actos íntimos y compartirlos en internet con la intención de ganarse la vida, o por lo menos conseguir un poco de dinero para salir de un apuro sin solución a la vista.

Para la otra parte, la de los espectadores, usualmente consumidores de http://www.mrvideoscaseros.xxx/videos-porno-casero/, representa un soplo de aire fresco en una categoría cinematográfica que suele caer en la redundancia, en la falta de innovación. Y ver a los protagonistas de polvos y corridas hablar no solo nuestro idioma, como puede ver en sirpornogratis sino como nosotros, y vivir en casas como las nuestras, sin los efectos de luz profesionales del cine porno industrial, ni las coreografías habituales, es algo que tiene mucho morbo y ha conquistado al público.

Obviamente, y como ya ocurría en el porno profesional, no todos los que se meten en él consiguen éxito, pero a veces sí. Hay parejas, o sobre todo chicas, que se han dado a conocer en producciones amateur y sin darse cuenta han generado una cantidad de visitas que ha hecho que los principales portales de vídeos porno se las disputaran. Así, más que sobrevivir a una mala racha han conseguido ganar mucho dinero, y esto es así tanto en España como en cualquier otro país, incluida Argentina.

¿Y qué pasa cuando ganamos o conseguimos un dinero inesperado? Una buena opción es invertirlo, y a pesar del riesgo que conlleva una de las formas más habituales de hacerlo es invertir en bolsa. En Argentina la principal es la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, la BCBA, abierta en 1854 y que ha colocado al país en la 30ª posición mundial en cuanto a mercados de valores.

Las empresas más fuertes en dicho mercado, según el principal índice bursátil argentino, Merval, serían Petróleo Brasileiro, Grupo Financiero Galicia, Pampa Energía, la petrolera YPF, Sociedad Comercial del Plata, la automovilística Mirgor o los bancos Macro y BBVA Banco Francés, entre otras.

Son opciones que se nos ofrecen si, tras decidir con nuestra pareja que dejábamos la vergüenza a un lado y nos metíamos en el porno casero, la cosa ha ido suficientemente bien como para liquidar deudas, hacer unas reformas en casa, disfrutar de un viajecito y, aun así, nos sobra algo de dinero que queremos multiplicar.

A pesar de ello, no está de más seguir con algo que nos ha dado tanto dinero, y de paso satisfacemos a nuestros fans con nuevos vídeos sexuales en rincones de nuestra casa como por supuesto el dormitorio, pero también el sofá, la cocina, el clásico baño o, para los más atrevidos, incluso el balcón. Al fin y al cabo, ¿qué más da que nos vean los vecinos si pueden acceder, de todas formas, a los vídeos que subimos a internet para todo el mundo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas HTML y atributos:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>